Viajes para todos

Hola. Me gustaría contar la experiencia de mi suegra y cómo creo que se podría mejorar en base a ella. Se llama Estela. A ella le encantó siempre viajar. Trabaó durante años en una compañía aérea y visitó muchos países con su familia y también en grupo. 

Hace unos años sufrió un derrame cerebral que mermó su movilidad y su capacidad cognitiva. Anda y se comunica perfectamente, pero por simplificar, podríamos decir que su velocidad en ambas habilidades es más lenta. Al principio siguió participando en sus actividades habituales, pero poco a poco se fue encontrando con dificultades para seguir el ritmo que le imponían. Así que abandonó muchas de ellas.

El caso que peor lleva es el de los viajes en grupo. Desistió de apuntarse a más porque no solo sufrió alguna caída al intentar seguir el paso de las visitas guiadas, sino que además no comprendía las explicaciones que se daban de forma rápida. Estamos hablando de grupos de personas de muchas edades y condiciones físicas e intelectuales, pero en un alto porcentaje, de personas mayores que se podían encontrar en situaciones parecidas a la de mi suegra, así que no termino de comprender por qué no se organizan actividades que tengan en cuenta todas estas realidades en lugar de abocarlos al abandono de las mismas.

Finalmente la familia decidió que, para que pudiera apuntarse a los viajes que desease, le acompañaría alguien de confianza, de forma que pudiese evaluar durante el viaje qué excursiones y visitas eran más apropiadas y la auxiliase para que no se quedase atrás y entendiese todo. Así podrá disfrutar de la experiencia.

Creo que este tipo de apoyos no serían necesarios si las empresas o entidades que organizan los viajes programan rutas con explicaciones redactadas en un lenguaje más sencillo y adaptan el ritmo a los participantes. No se trata de algo que conlleve un coste adicional y, en mi opinión, todos agradeceríamos que los guías usasen altavoces o micrófonos, que fuesen más despacio y que las explicaciones fuesen más sencillas. Al fin y al cabo, queremos llevarnos dos ideas principales de lugares que vamos a ver en pocas horas. Los que quieran saber más, siempre pueden ampliar su conocimiento con guías previa o posteriormente. De este modo, ayudaremos a que personas como mi suegra puedan seguir disfrutando de la vida y siendo autónomas en una etapa tan importante como la jubilación.

 

 

 

 

valoración: 
0
Sin votos
Es una experiencia de Transformación: 
No

Compartir esta Idea